Hábitos y estilos de vida saludable en relación con la actividad física.

La actividad física es un elemento que está muy relacionado con la salud, ya que está más que demostrado que la práctica de actividad física mejora la salud del ser humano.

Sabiendo esto, a continuación vamos a ver algunos de los beneficios de la actividad física sobre la salud para posteriormente conocer algunos hábitos relacionados con la actividad física y la vida diaria y que van a favorecer un buen estado de salud.

Efectos beneficiosos de la actividad físico sobre la salud

Vamos a conocer algunos de los efectos que la actividad física tiene sobre la salud, y que podemos obtener en las clases de Educación Física si trabajamos adecuadamente:

 

  • Favorece un desarrollo físico correcto y armónico.

  • Hace fuerte nuestro corazón, evitando algunas enfermedades del mismo.

  • Nos permite respirar mejor y previene enfermedades respiratorias.

  • Elimina grasas y colesterol, lo cual evita entre otras muchas cosas, la obesidad.

  • Aumenta la musculatura.

  • Hace más fuertes músculos, huesos, tendones, etc, evitando enfermedades relacionadas.

  • Ayuda a mantener limpia la piel.

  • Permite la adquisición de hábitos de práctica deportiva desde la niñez, que va a prevenir numerosos problemas y enfermedades (lo que hemos visto antes), cuando seamos mayores.

  • Contribuye al bienestar anímico: nos hace sentirnos mejor y previene la ansiedad y el estrés.

  • Aumenta la resistencia física: si practicamos actividad física seremos más resistentes tanto a enfermedades como al cansancio.

  • Permite que nos relacionemos mejor con mucha gente.

  • Además de todo esto tiene muchísimos más beneficios, como por ejemplo que nos hace dormir y descansar mejor y por supuesto ten en cuenta que ¡es muy muy divertido!

 

Hábitos de higiene relacionados con la vida diaria y con la actividad física

A estas alturas ya debemos saber qué es la actividad física, qué es la higiene, qué es la salud y la relación que tienen. Bueno, pues a continuación vamos a ver que podemos hacer tanto a diario como al practicar actividad física para cuidar nuestro cuerpo y mejorar la salud.

Para esto debemos luchar contra una serie de enemigos, que son:

 

  • La falta de higiene y aseo personal y del medio.

  • El sedentarismo.

  • El tabaquismo, el alcoholismo y todas las demás drogodependencias.

  • La alimentación insuficiente, excesiva o desequilibrada.

  • La fatiga, la falta de sueño y de descanso.

  • La no dosificación del esfuerzo.

  • Los estados de ansiedad o de estrés.

 

Ya sabemos cuales son nuestros enemigos, así que ahora ya podemos luchar contra ellos, pero... ¿cómo lo haremos?, pues utilizando las siguientes armas:

 

  • El aseo diario, que incluya ducha cuando proceda, y siempre lavado de manos especialmente antes de comer, lavado de cara, cepillado de dientes al menos después de cada comida. Ducha después de realizar actividad física, evitando que el sudor se seque y produzca enfriamientos, constipados, y olor corporal.

  • Correcto secado de todas las zonas corporales, sobre todo esas que siempre olvidáis, como axilas, entre los dedos de los pies...en general, todo bien seco.

  • Corte de uñas.

  • Uso de ropa adecuada a la actividad a realizar. Si vamos a realizar actividad física deberemos ir provistos de ropa adecuada como camiseta, chándal, calcetines, zapatillas, pantalón corto, etc, dependiendo de la actividad que hagamos.

  • Cambio periódico de la ropa.

  • No utilizar dos veces seguidas la ropa sudada.

  • Siempre que se pueda, no utilizar la ropa deportiva para vestir.

  • Utilizar calcetines siempre, que recogerán el sudor y evitarán rozaduras y que se pudra el calzado.

  • No olvides quitarte anillos, pulseras, cadenas y todo lo que pueda engancharse o provocar algún incidente.

  • El descanso: teniendo en cuenta dos aspectos importantes como son.

  • La dosificación del esfuerzo: aunque os cueste debéis aprender a realizar actividad física a un ritmo que os permita aguantar y no que os canse nada más empezar.

  • El sueño: durante el sueño el cuerpo recupera la energía que ha utilizado a lo largo de todo el día, además tus huesos y músculos descansan y tú te relajas, de ahí su gran importancia.

  • Con vuestra edad debéis dormir unas 8-10 horas. Estoy seguro de que lo hacéis, pero si no es así, probadlo y notareis sus beneficios

     

     

     

     

     

     

     

     

     

Higiene y Salud